domingo, mayo 29, 2016

Si vamos a hablar de "fujimontesinistas"... ¿y los periodistas qué?
10:12 p.m.

Si vamos a hablar de "fujimontesinistas"... ¿y los periodistas qué?

Increíble, falta una semana para que se acabe toda la lanzadera de barro mutua, natural de una segunda vuelta así de reñida. O vamos, ¿alguien en verdad se creyó que el Pedro Pablo Kuczynski -que en 2011 alentaba a votar por Keiko Fujimori- repentinamente ha descubierto que es la hija de Alberto Fujimori?

Pero en todo este "memorex" masivo sobre lo que fueron los 90s -que no es mi deseo en este post el hacer un balance- me quedo pensando sobre cuán bien se han acomodado los más serviles periodistas en su tránsito a la democracia. Y hoy, claro, desde ahí pontifican.

En días en los que se investiga el pasado hasta del traductor al lenguaje de señas de un debate electoral, convendría hacer un chequeo de los "líderes de opinión" que hoy habitan con comodidad nuestros medios y nuestras redes sociales.

¿Y esos directores de noticias de medios televisivos que cocinaban junto al Servicio de Inteligencia Nacional los psicosociales? ¿No están acaso algunos de ellos a cargo de importantes programas en la televisión de nuestros días?

¿Y los colegas que sobrepasaron la justicia, que se libraron de la cárcel gracias a los tentáculos de Montesinos en el Poder Judicial? ¿Cómo hacen para seguir denunciando las injusticias sin haber pagado sus deudas?

¿Y los directores de panfletos que en su momento llenaban de calumnias a los opositores del régimen y hoy llenan sus cuentas en redes sociales denunciando la "guerra sucia" de Keiko Fujimori e incluso enseñan periodismo?

¿Y los que sirvieron como empleados de confianza de Alberto Fujimori? ¿Y los que asesoraron al fujimorismo y hoy disparan contra él desde sus blogs?

¿Qué hay de ellos? Porque en medio toda esta ira "antifujimorista" veo a muchos compartiendo las "denuncias" de toda esta gente que una vez, sin dudar y -peor- sin haber pedido disculpas jamás, sirvieron pasionalmente al fujimorismo en los 90s.

Y si hacemos un ejercicio de memoria mayor. ¿Cómo quedamos con aquellos que sirvieron sin dolor a la dictadura de Velasco y que hoy pontifican sobre la democracia?

Vamos pulpín. Googlea al periodista de tu antojo, tu favorito, tu profesor o profesora incluso, solo para que estés seguro de lo que hacía en los 90s. Y digiere sus anticuchos.
Publicar un comentario