martes, septiembre 15, 2015

¿Quién es el mayor narcotraficante del país?
11:06 p.m.

¿Quién es el mayor narcotraficante del país?

En los últimos meses la prensa y las autoridades parecen haber realizado un esfuerzo conjunto en convencernos de que un tipo que apenas supera la edad de Cristo al momento de ser crucificado es el mayor capo del narcotráfico en el Perú. El enemigo público número 1. La madre del cordero.

Y es fácil de creer que sea un gran narco, aunque un juez sea el que tenga que determinar la culpabilidad. Además de los testimonios, está la difícil sustentación de los gastos en autos deportivos carísimos, una vida de lujos, una generosidad sin par con sus amigos, entre otras actividades comunes al ilícito en cuestión.

"Perú sigue siendo el mayor productor de cocaína en el mundo". Secretaría de Prensa de la Casa Blanca, 14 de septiembre de 2015.

¿Pero que él sea el mayor narcotraficante del Perú? Vamos, alguien está exagerando aquí, y es conveniente: Si ese es el mayor narcotraficante, perseguir a los demás pasa a segundo plano, ¿verdad?

Vale, algo de contexto. Ayer, 14 de septiembre, la Casa Blanca (sí, la de Estados Unidos) confirmó en un reporte que, a pesar de los esfuerzos por erradicar cultivos de hoja de coca -que, dicen, han mejorado del año pasado para este- "Perú sigue siendo el mayor productor de cocaína en el mundo".

Sí, tal cual. ¿Y me quieren convencer de que este muchacho es el mayor narcotraficante del mayor productor de cocaína del mundo? ¿El capo di tutti capi?  ¿Mientras que viejas y tradicionales familias por largo tiempo vinculadas al tráfico de drogas siguen en actividad? ¿Mientras hay analistas que vinculan a empresarios e incluso a potenciales candidatos presidenciales con este delito? ¿Cuando hay ex parlamentarios que no han respondido por acusaciones de vínculos con cárteles de la droga?

¿Esta no será una cortina de humo para esconder a los verdaderos capos?

Disculpen la falta de confianza. Ojo, que no digo que este hombre sea inocente. Pero basta ya de vender gato por liebre. Y eso va también para ustedes colegas, no se presten para el circo.

Porque más allá de la cortina de humo para cubrir las agendas, entre otros, vale pensar: ¿Esta no será una cortina de humo para esconder a los verdaderos capos, que ya se han insertado en las grandes esferas del poder?

Foto: Flickr de Vectorportal.
Publicar un comentario