sábado, abril 13, 2013

Una mezquina campaña contra la donación de 1 (un) céntimo a caridad
12:28 a.m.

Una mezquina campaña contra la donación de 1 (un) céntimo a caridad

Circula por la red una foto de una página de Facebook con un texto que, copia y pega de un viejo correo electrónico, ataca las donaciones de céntimos, con un dejo particularmente anti-chileno contra ciertos supermercados.

¿El aparente argumento? Que las empresas entregan ese dinero como una donación propia y que se benefician con una reducción en los impuestos que deberían pagar.

Aquí una versión sacada del correo electrónico en cuestión.

Bien, hasta ahí hay un par de cosas que tengo que opinar:

1. En principio una donación no se trata de que la organización beneficiada haga una placa honorífica por mi céntimo donado (Dios, ¡un pequeño céntimo!), pero obviamente saben que el dinero donado viene de los miles (si no millones) de donantes de centavos en los supermercados.

2. Sobre si logran deducir gastos (asumo que del impuesto a la renta). En principio, no soy contador, por lo que no sé si esto sucede o no. Pero si sucede: PERFECTO. ¡Genial! Algún beneficio tiene que obtener la empresa por su trabajo de canalizador de estas donaciones. De hecho, es aún mejor porque así más empresas pondrán sus cajas a disposición de organizaciones de bien que requieran donaciones, y a la que esos céntimos les serán de mayor provecho que a mi bolsillo.

Ahora, la foto que tomé hoy y que ilustra este blog es una respuesta a otro mito: Que las donaciones no son registradas por la tienda y que la moneda de 1 céntimo (que efectivamente ha sido retirada de circulación en Perú) no cuenta.

En principio, el ticket -comprobante de pago válido en Perú- expresa claramente la donación de 0.01 nuevos soles para Aldeas Infantiles (SOS, faltó decir). Un pequeño, humilde céntimo. Ya, ese mito muerto.

Lo otro, a pesar de que la moneda de 1 céntimo está fuera de circulación, por lo que la cajera tranquilamente podría haber redondeado a 4 nuevos soles mi cuenta y muerto el asunto, la empresa decidió que en vez de redondear (cosa legal) ese céntimo podría ir a una obra de caridad. Me dio esa opción y, disculparán, no me pude negar.

Un asunto que no quería dejar en el tintero, para quienes se arañan (rasgan las vestiduras, también se dice) por el aparentemente turbio -dudoso, sugieren- destino del céntimo.

En Perú, por una compra inferior a 5 nuevos soles, de acuerdo a la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT), una tienda-establecimiento-bodega-quien sea no tiene la obligación de entregar comprobante de pago. Con esto, obviamente, hay una suerte de "permiso" para quedarse con el 18% del impuesto general a las ventas (IGV).

Descontando aquellas bodegas que no dan boleta así compres 20 soles en productos, en una pequeña tienda formal, de las tantas que existen en nuestros vecindarios, no tendrían por que darme un ticket como el que ilustra este post, por mi compra de 3,99 soles.

Es decir, en una bodega no me habrían dado boleta y se habrían comido los 0.61 nuevos soles que corresponden al IGV.

Y nadie habría dicho nada, nadie se habría sentido ofendido ni habría sacado sus cuentas de un "robo hormiga" de la bodega de su cuadra. ¡Y no es un céntimo, son 61! ¡Sería un 6.100% más del supuesto "robo"!

Entonces, dos conclusiones al caso:

1. Esta campaña de desinformación se trata de una rastrera mezquindad, de motivar el miedo a donar porque no se sabrá que eres tú el que dio el dinero, o porque la empresa es chilena y se "beneficiará" (oh, horror) de la donación. Vivanda, OJO, es de Supermercados Peruanos.

2. Con esta campaña, principalmente se perjudica a las cada vez más numerosas organizaciones de bien que se benefician con estas donaciones.

Particular bronca me da, porque Aldeas Infantiles SOS, la beneficiaria de mi pequeñísima donación, promueve en países como Colombia, donde ya está institucionalizado el aborto, que "si una mujer queda en embarazo, que no acuda al aborto sino que sepa que existe una opción de vida.

Este año, Aldeas Infantiles SOS en Perú busca recaudar, con este sistema de donación, 464 mil soles para poder beneficiar a más de 13 niños de bajos recursos y en riesgo de abandono de 9 regiones del país.

Piensa en esos 13 niños que no tienen lo que tú en casa, y en las personas pobres ayudadas por Cáritas cuando se dona en Supermercados Wong... y en tantas otras, la próxima vez que pongas tu cara de tarado o tarada y, pensando en sonseras como que "esa tienda chilena se beneficiará", dirás "no, dame mi vuelto", y te lleves esa moneda de 5 céntimos a tu casa.

La única recomendación, que siempre hago sobre cualquier donación, es no dar dinero a UNICEF, que promueve el aborto.
Publicar un comentario