miércoles, marzo 09, 2011

75 opiniones sobre el aborto contra un solo grito silencioso
7:57 a.m.

75 opiniones sobre el aborto contra un solo grito silencioso

Es auténticamente muy sencillo hablar. De hecho creo que existe una suerte de frase popular que reza "hablas porque tienes boca". Sí, es ciertamente fácil hablar.

Apelando a esta facilidad muy humana, PROMSEX ha reunido a 75 personas que algo dijeron, opinaron, pronunciaron o, seguro en el peor de los casos, escribieron sobre el aborto.

Porque escribir también es fácil, si no mírenme a mí y estas humildes letras (¡es sencillísimo!).

Estas personalidades -porque se trata de hacer hablar no a cualquier hijo de mengano sino a PERSONALIDADES- explicaron -no tengo el libro a mano, así que me limito a las promociones repartidas por PROMSEX en su sitio web- que es bueno "debatir" sobre este "tema".

No me arriesgo a pronosticar lo que dentro del libro pueda encontrar -nuevamente, a mano no lo tengo-, pero quizás de referentes sirven las opiniones citadas en la web de PROMSEX. Y dice así:

Carla García (directora del documental El Niño del Cuzco y @esquinabaja) afirma que "si tuviera algún poder de decisión legalizaría el derecho de las mujeres a ser dueñas de su propio destino sin tener que depender de instituciones o estructuras que, muchas veces, no solo no son de apoyo sino que juegan en contra".

César Hildebrandt, periodista de reconocida trayectoria, recuerda que "alguna vez me vi implicado en una situación así y ambos, sencillamente, decidimos no tenerlo. Volvería a hacerlo".

El exdecano del Colegio Médico del Perú, Julio Castro Gómez, dijo que "son necesarias leyes sobre aborto menos restrictivas, facilitando el acceso a abortos seguros en los establecimientos de salud cuando están dentro de la ley".

Y consiguieron también al flamante Nobel peruano, Mario Vargas Llosa, quien en un texto titulado "El nasciturus", con su corazón liberal en la mano cuestiona, tajantemente: "Sería un atropello intolerable que, por una medida de fuerza, como ocurrió en la India de Indira Ghandi, o como ocurre todavía en China, una madre sea obligada a abortar. ¿Pero no lo es, igualmente, que sea obligada a tener los hijos que no quiere o no puede tener, en razón de creencias que no son las suyas, o que, siéndolo, impelida por las circunstancias, se ve inducida a transgredir?"

Como estas, 71 opiniones más, cómodamente guiadas a la consideración no necesariamente de "aprobar", sino de "debatir", como para tener más cómoda la situación. Porque después de todo, dialoguemos, hablemos, es el principio de la democracia. El justo "debate".

Pero hay un serio problema, una seria inequidad en este debate. Ok, son 75, mayoría contra mí como para discutir con ustedes. Además, mi opinión, contraria, solo sumaría a 76 las "opiniones sobre el aborto". "Además", yo no soy una personalidad.

ADEMÁS yo ya he nacido, a mí no me quieren abortar, no es mi vida la que está en juego ni la que se está debatiendo ni la que se urge a los políticos a tratar.

No, no es justo que sea mi opinión la que sea tenida en cuenta, sino la del que habrá de ser asesinado.

Oh, cierto, ella o él (primero las damas) no puede hablar. Pequeño gran detalle: ¿cómo recoger su opinión sobre el aborto?

Es más, los perjudicados por el aborto tampoco pueden opinar, porque están muertos. Esta es una entrevista cuando menos difícil de conseguir.

¿Cómo conseguir una declaración de un niño en el vientre de su madre que vaya a ser abortado? Pues no hay nada más que un "Grito Silencioso". Yo sé que su opinión es algo silente, no tan efusiva ni tan bien ordenada como la de Vargas Llosa o Hildebrandt, ellos ya tienen años ensayando discursos fuera del vientre de su madre pero creo que vale la pena tratar de oír qué opina sobre su asesinato.

Estoy seguro de que la opinión de ese pequeño vale más que 75 opiniones cómodamente vivas.

Advertencia: estas no son, ni de lejos, las imágenes más impactantes de un aborto, las hay más duras, pero esto se trata del grito silencioso del niño mientras es mutilado. Oh, perdón, lo políticamente correcto es decir "abortado".



Publicar un comentario