viernes, julio 09, 2010

¿El Gran Cambio de César Acuña no puede detenerse?
9:50 a.m.

¿El Gran Cambio de César Acuña no puede detenerse?

No es una fijación con la Av. Juan Pablo II, ni una queja airada porque esta quede cerca de mi casa. El caso de esta vía arterial de la ciudad es que no es la única, sino una de las calles que Cesar Acuña está "mejorando" como campaña pre-electoral. Este no es sólamente el caso de esta avenida, sino de otras importantes como Larco o la calle Jesús de Nazareth en su cruce con la Av. España. No es un caso aislado, sino el terrible modo de actuar de una gestión que se muestra deficiente en sus proyectos urbanos. Se los aseguro, si Acuña hiciera obras de calidad, perdurables, que realmente signifiquen un "gran cambio" con respecto a los patéticos años de Murgia y el APRA, no tendría el menor reparo en votar por él.

La forma de trabajo en estas obras municipales carece de medidas de seguridad incluso hacia sus propios obreros. Algunas nociones básicas, que incluyen el uso de respiradores y la recomendación de evitar respirar excesivamente materiales de asfalto, pueden encontrarlas en este PDF del Texas Department of Insurance (está en español). Y esto lo digo porque, como mencionaba ayer e ilustro hoy, los trabajadores municipales con suerte y usan casco pero ninguno lleva puesta una mascarilla, ¡ni siquiera al estar en directo contacto con el asfalto! Y dudo que el polo partidista de APP (siglas de Alianza Para el Progreso o Acuña Peralta Presidente) sea un buen protector dérmico. Claro, aquí cabe el "pero en todas partes del Perú se hace así"... Pues señores, ESTÁ MAL. Y además, ¿no era este un "gran cambio" o sólo era un cambio de partido en la oficina municipal?

Les tengo algunas instantáneas adicionales de cómo se hacen las pistas de "nueva tecnología" (Trujillo Informa dixit).


Ensuciando las veredas y jardines colindantes con asfalto y piedras, casi como si fueran también a ser pistas ¿Eso quién o cuándo lo limpiará? No preocupen, mis vecinos trujillanos, lo más probable es que para el vistoso y turísticamente muy atractivo desfile primaveral deben ser limpiados y pintados con sus respectivas señalizaciones de tránsito. Aunque eso recién debería suceder a finales de setiembre u octubre... ¿cosa de ser pacientes?

Y para seguir dejando en claro que sólo se están parchando baches y grietas en la pista, les muestro que lo único que se rompe en la calzada original son fragmentos y no toda, como debería hacerse.


Todo eso no podría dejar de resultado más que una pista de acabado irregular, no sólo en lo visual sino también en el nivel de la pista.


¿Se debe detener este Cambiazo? Yo creo que sí. El problema, naturalmente, son las opciones, con un aprista que entrega casas sin baño entre las más probables. Hay que tener cuidado e iré tratando de profundizar entre estos candidatos para tener y brindarles una mejor perspectiva. Para que no nos sigan cambiando gato por liebre.

Publicar un comentario