sábado, abril 24, 2010

Lo que la TV le dio a mi niñez
10:24 a.m.

Lo que la TV le dio a mi niñez

Claro que la televisión en mi infancia tuvo mucho de repetida con respecto a la de mis hermanos mayores. Yo también vi Transformers, Thundercats y Pitufos. Pero hay programas fantásticos que hicieron de mi niñez -y la de toda mi generación- especial y única.

Aquí un listado que intenta ser cronológico. Cualquier corrección y/o añadidura serán bienvenidos.

1. Policía motorizado Jiban. Un remake japonés de Robocop. A mí me gustaba más porque Jiban podía patear. Memorable resulta la escena en la que Jiban lee los derechos al criminal en cuestión, mientras le meten bala, golpe... y él sigue leyéndole los derechos. Un policía que se hacía respetar, caracho.


2. Liveman. Antes de que los Power Rangers invadieran nuestra pantalla chica, ya habían pasado por ahí los Liveman. Halcón rojo, León amarillo y Delfín azul, a los que luego se les sumaron Bisonte negro y Rinoceronte verde.


A estos les siguieron los Flashman... pero son un episodio triste de nuestra televisión...

3. Supercampeones. Los arqueros volaban, lo juro. Y las chalacas, a muchos metros sobre el piso. Y el tiro del halcón, y el del tigre. Y Roberto Zedinho.


4. Caballeros del Zodiaco. Plato muy fuerte, elemento primordial de mi generación. No somos sin los Caballeros del Zodiaco, así de simple. No hay entre los nuestros quien no se haya creído Pegaso, o Dragón... aunque quizá sea primordial que no haya alguien que se haya creído Andrómeda. Por esto y muchas cosas más, coloco aquí dos intros, el que salió incialmente y el más reciente.


5. Los Gatos Samurai. Infaltables por lo divertidos.


6. Spiderman. Para mí, la mejor serie animada del hombre araña que haya existido. Con su característico humor, tan escaso en sus películas, y con la guitarra de Joe 'fuckin' Perry en la banda sonora.


7. X-Men. ¿Quién no quería que le salieran garras de adamantium de las manos?... ¿o era sólo yo? Nada que ver, definitivamente los hombres equis marcaron nuestra infancia.


8. Tiny Toons. Éramos niños... y los Looney Tunes eran viejos. Los Tiny Toons encontraron su nicho y naturalmente cuajaron a la perfección. Siendo Buster un mix entre Bart Simpson y Bugs Bunny, la diversión no tenía fin.


9. Y ya habiéndolos mencionados, los eternos Simpsons.


10. Dragon Ball y Dragon Ball Z. Si bien ya tenía fama y seguidores en su "primera temporada", entre ellos un amigo mío que gustaba correr con los brazos abiertos como Gokú, me parece que con Dragon Ball Z explotó la euforia.


Bueno, seguro que hay más, de ahí iré enriqueciendo este post. Pero algo es claro, más allá de las repeticiones de dibujos setenteros, los noventas tuvieron lo suyo. Y fue espectacular.

Publicar un comentario