miércoles, julio 15, 2009

Encanto Estafarum: La decepción de Harry Potter VI
10:40 a.m.

Encanto Estafarum: La decepción de Harry Potter VI

Las secuelas siempre son riesgosas, la comparación con la anterior (o anteriores) es inevitable, y es como si fueran escrutadas con un escepticismo particular. A esto le debemos añadir que aquellas películas basadas en libros o juegos de video se enfrentan a la expectativa de un público concreto que espera ver proyectadas escenas particulares, una trama específica, y se enoja a la menor modificación. Esto, casi por ley, pasa con películas como Resident Evil, Transformers y definitivamente a Harry Potter.

No me malentiendan: no soy un fan de Harry Potter. Dichos libros se los leeré a mis hijos cuando tengan 4 ó 5 años. En cuanto tengan suficiente juicio, les daré El Señor de los Anillos. Es decir, no he leído ni leeré en un futuro cercano ninguno de los textos que han puesto a J. K. Rowling a bailar en una pata sobre montañas de dinero.

Pero no puedo negar que las películas del jóven mago han sido no sólo interesantes, sino que han sido las más entretenidas de entre las que suelta Hollywood en su temporada de verano (el invierno sudamericano). Al menos lo fueron, hasta la reciente 'Harry Potter y el misterio del príncipe'. Una trama bien trabajada, es cierto. La historia fluye naturalmente, te captura, te sostiene pero, al final, te deja caer como al profesor Dumbledore: desde una torre de fácilmente 40 pisos.

Porque el final fue triste, patético, irrelevante y con un cartel, imaginario pero forzadísimo, que decía en letras gigantes "CONTINUARÁ". Y ahí cae la mayor estafa de esta película, a diferencia de sus predecesoras, no te completa su historia particular sino que te fuerza a esperar una secuela más. Triste, malísima, digna de ser pirateada y vista en casa. Aprovechen para comprar La Era de Hielo 3, esta tampoco merece la molestia y costo de ir al cine.

Lo bueno del cine: Las salas de Cinemark del Mall Aventura Plaza de Trujillo son muy buenas, con butacas reclinables, sientes el sonido Dolby (¿o es DTS? en fin, es lo mismo) y la proyección está correctamente colocada en el ecran. Una gran diferencia, en todos los puntos anteriores, con Cineplanet.

Lo malo del cine: Una desorganización terrible para el manejo de las filas, lo que resultó en gente corriendo como reses intentando conseguir un asiento.

*Ilustración: El montaje lo obtuve del blog Jorlep Dot Com.

Publicar un comentario