domingo, junio 07, 2009

No más Dr. Dash
6:49 a.m.

No más Dr. Dash

Es una decisión triste, como todas aquellas con las que sabes que subsanas mal un error. Lo es también por los implicados, mis padres, cuya confianza y sacrificio siento haber defraudado. Es un golpe certero contra mi ego: no lo puedo todo. Y es ponerme de diana contra todas aquellas burlas y críticas que habrán de caer, de amigos y detractores, que a veces hablan con un acento tan igual que es difícil distinguirlos.

Me fascina la medicina, es una profesión llena de conocimientos, poder y pasión. Es tener vidas entre tus manos, entender el funcionamiento del cuerpo humano, una vida dedicada enteramente a la labor. Pero resulta que no es para mí. Al menos no a mis 22 años.

Resulta que soy un comunicador, un periodista con algunas cortas dotes de publicista, que mal maneja las fórmulas químicas y las biofísicas necesarias, no sólo para aprobar el ciclo, sino para llevar una carrera exitosa. Soy un joven por mucho tiempo mantenido, que tarde viene a entender la necesidad de pagar sus propios errores sin tener que castigar a los que quiere. Tarde llego a capturar la noción de que debo volar con mis propias alas.

No habrá sueldo fijo ni huelgas médicas en mi futuro. No podré seguir usando gustoso el estetoscopio que tan cariñosamente me encargó mi madre. Adiós mandil, adiós termómetro, adiós vendas, adiós jeringas, adiós vivos, adiós muertos, adiós escalpelo, adiós suturas (que tanto extrañaré). Hasta pronto magníficos amigos que en siete años espero ver graduados.

Este muchacho se dedicará a lo que mal que bien ha aprendido y en lo que alguna destreza cree tener: comunicar. O emitir, ¿no Diego?.

Blogalaxia Tags:
Publicar un comentario