domingo, abril 22, 2007

Odio los forwards (cadenas)
3:34 a.m.

Odio los forwards (cadenas)

Odio los forwards porque soy uno más del montón entre un manchón de remitidos. Odio los forwards porque ya es suficiente con luchar contra el spam como para que tus propios conocidos -y peor aún: tus amigos- llenen tu bandeja de porquería binaria. Toman un mail que les envió un amigo al que le gustó y decidió enviárselo y que lo recibió de otro -que le gustó y decid... bla, bla. bla- y este de otro (insertar aquí "y ese de otro" al gusto) y ese(a) fue el(la) que hizo semejante ridiculez muchas veces empalagosa tras leer algún libro de Coelho y asumir que el mundo necesita un abrazo o peor, un chiste.

Odio los forwards porque también suelen servir para malinformar y asustar a la gente con los comúnmente llamados hoax, ocurrencias de algún pobre hue... ejem... tipo con el suficiente tiempo libre como para pensar en algún cuento y decidirse a asustar al mundo a través de un e-mail. Odio más los forwards porque demuestran que hay la suficiente gente ociosa como para tragarse esos cuentos sin contrastarlos siquiera en Google y peor, pasarlos -y ni siquiera borrar todos los textos generados por tanto reenvío-. Odio aún más los forwards porque esas bestias son muchas veces mis amigos.

Odio los forwards porque participando en dichas cadenas mis amigos creen que me dicen cosas bonitas o interesantes que serían más bonitas -e interesantes- si ellos se tomaran el trabajo de escribirme un breve mail siquiera con dichas cosas tan interesantes -y bonitas-.

Odio los forwards porque al día encuentro al menos unos siete de ellos plus similar o mayor cantidad de spam y ningún correo personal diciendo siquiera hola, qué tal. Gracias Mónica por el único en mucho tiempo.
Publicar un comentario